El rural ourensano perderá farmacias si no consiguen frenar las pérdidas

El presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ourense (COFO), Vicente Jairo Álvarez, se ha reunido con el máximo responsable de la Sociedad Española de Farmacia Rural (SEFAR), Francisco Javier Guerrero, para analizar de forma conjunta la situación de las boticas rurales de la provincia de Ourense, así como estudiar posibles medidas que les ofrezcan garantía de viabilidad.

Precisamente, dentro de la provincia de Ourense, han sido las oficinas de farmacia del rural las que más han sufrido las consecuencias de la crisis económica y de los ajustes llevados a cabo desde las Administraciones, hasta el punto de que varias de ellas se encuentran en situación económica muy comprometida.

Reconociendo que las Administraciones tienen la obligación de realizar un adecuado uso de los recursos públicos, ésta debe ser consciente de que cuando implanta medidas de carácter lineal, ejerce una presión global en el sector que incide especialmente en las boticas más débiles, transformando lo que en principio es una medida de ajuste en un recorte asistencial, y alejándose por tanto del objetivo principal, que no debe ser otro que garantizar el acceso y la continuidad de los servicios públicos en condiciones de equidad.

Servicio público

En opinión de Vicente J. Álvarez y de Francisco Javier Guerrero, resultaría de vital importancia el estudio de mecanismos selectivos que “relajen” la presión sobre estas farmacias rurales en riesgo, sin descartar la implementación de medidas de apoyo que les ofrezcan garantía efectiva de viabilidad al desempeñar un relevante papel sanitario de “servicio público”, y de vertebración del territorio.

A raiz de la nota de prensa emitida por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ourense (COFO) sobre la reunión mantenida por su presidente con el de la Sociedad Española de Farmacia Rural (SEFAR), diversos medios se han hecho eco de la misma.

Recogemos en este apartado, por su amplitud, el tratamiento de la noticia llevado a cabo por el medio regional La Voz de Galicia, que comienza de la siguiente manera:

La provincia ourensana cuenta con 185 farmacias que, como en el resto de España, han visto reducirse de forma importante sus ingresos a raíz de la crisis económica. La bajada de precios de los medicamentos y la puesta en marcha de medidas de control del gasto como el copago están detrás de esta realidad que sufren de forma más acusada aquellas que están establecidas en núcleos rurales; en el caso Ourensano, la mayoría: 104.

Para muchos de estos despachos farmacéuticos rurales esa merma de ingresos está siendo la puntilla a una situación de reducción progresiva que ya les aquejaba con anterioridad debido a la cifra de clientes potenciales en su ámbito de referencia por la despoblación y el envejecimiento galopante que aqueja a esta provincia. Según los cálculos del órgano colegial las pérdidas de ingresos superan el 60 %.

Leer noticia completa en www.lavozdegalicia.es

Leer noticia

Fuente de la noticia: La Voz de Galicia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Ayúdanos a difundir

Si te ha parecido interesante, compártelo!